mejorar la calidad de impresion

3 Consejos para mejorar la calidad al imprimir en color

En muchas oficinas y negocios se realizan un alto volumen de impresiones a color. Aunque muchas veces no es necesario el uso del color, por ejemplo cuando los documentos son para uso propio o son borradores, en otros casos imprimir los documentos a color puede tener una gran relevancia.

Pongámonos en el caso de presentar un proyecto a un posible cliente, el cual plasmamos en un documento de treinta páginas con diferentes apartados y alguna imagen. Está claro que si presentamos este proyecto a color estaremos facilitando la lectura a nuestro cliente o cliente potencial.

Como vimos en el post “Qué no hacer al imprimir un documento para un cliente”, cualquier detalle puede influir en la toma de decisiones de un cliente. Tanto nuestra forma de escribir, nuestras llamadas o los documentos físicos que les facilitemos, están hablando de nosotros y nuestra empresa.

Es por ello que en esta ocasión queremos facilitaros tres sencillos consejos que pueden ayudaros a mejorar la calidad de las impresiones a color que llevéis a cabo.


mejorar la calidad de impresion


Cómo mejorar la calidad al imprimir en color

1. Insertar archivos con la máxima calidad

La resolución de los archivos, sobre todo cuanto trabajamos con imágenes y gráficos, es fundamental. A mayor resolución mayor calidad.

2. Configurar la impresora a calidad alta

La calidad de impresión que escojamos también es determinante en el resultado final. A la hora de imprimir proyectos que van a ser entregados a clientes, siempre deberemos ajustar la impresión a calidad alta.

3. Escoger el papel adecuado

Tenemos que tener en cuenta que no es lo mismo imprimir un documento normal (para el que nos puede valer un papel estándar A4 de gramaje 80), que imprimir un documento o proyecto más visual en el que se incluyan gran cantidad de imágenes.

Para este segundo caso, el papel fotográfico será el más adecuado si queremos conseguir los mejores resultados.



5th noviembre , 2018    

Presupuesto sin compromiso