seguridad-impresoras

3 claves para mejorar la seguridad de las impresoras

Cuando hablamos de seguridad informática en las empresas enseguida pensamos en proteger nuestros ordenadores con antivirus. Pero, ¿te has parado a pensar en que las impresoras también pueden ser objetivo de los hackers?

Si nos detenemos a pensar en qué es una impresora, apreciamos que está dotada de una serie de puertos, interfaz de red, controladores, disco duro y un pequeño ordenador que maneja estos recursos. Entonces, ¿qué riesgos hay realmente?


seguridad-impresoras

Riesgos de seguridad en las impresoras


Las impresoras son una vía de acceso rápida y fácil, una puerta de entrada a los datos e informaciones confidenciales de empresas y profesionales.

Los datos no mienten, alrededor de un 90% de las empresas reconoce que han sufrido en alguna ocasión una pérdida de datos ocasionada por un entorno de impresión no seguro.


Algunos de los riesgos que podemos correr son los siguientes:

1. Robo de información

Muchas impresoras cuentan con un disco duro para el almacenamiento de información. Ese disco duro podría ser extraído de la impresora y, si no hay un cifrado en la información, se podría consultar sin obstáculos la información sensible de los trabajos realizados en la impresora.

2. Instalación de aplicaciones maliciosas

La instalación de aplicaciones puede ser peligrosa ya que pueden ser usadas para controlar la impresora con fines fraudulentos, como puede ser acceder a trabajos de ésta.

3. Indexación de impresoras en Internet

Muchas impresoras son publicadas en Internet. Esto hace que motores de indexación de dispositivos acaben añadiendo a su base de datos información de la impresora como puede ser la dirección IP pública, localización… Además, si la administración Web no está protegida adecuadamente, los hackers pueden acceder con facilidad a ella.

3 claves para mejorar la seguridad de las impresoras

1. No a las impresoras obsoletas

Como hemos visto en anteriores post, usar impresoras muy antiguas por reducir costes es un error, ya que consumen más, trabajan más lento y tienen un coste por página mayor que otros modelos más actuales. Pero, a todo esto, se le suma lo inseguras que son.

Con estas impresoras estamos expuestos a ataques de todo tipo y no disponemos de opciones de configuración ni medidas de seguridad avanzadas.

En definitiva, son un handicap tanto en costes como en seguridad. Si nos encontramos en esta situación deberíamos plantearnos una renovación de nuestros equipos de impresión. ¿No sabes cuándo es apropiado cambiar de impresora? En este post te contamos los aspectos a tener en cuenta.

2. Utiliza soluciones Pull Print

Las soluciones de impresión profesional de HP cuentan con la característica Pull Print, que impide que la información y los documentos sensibles puedan acabar en manos equivocadas.

Con Pull Print tenemos que autenticarnos, por lo que, si imprimimos unos documentos con información sensible éstos no se liberarán en la bandeja de salida de la impresora hasta que lleguemos a la misma y nos identifiquemos a través de un PIN o incluso una tarjeta propia.

3. Actualiza tus equipos

Las impresoras son un dispositivo informático más, por ello, deben actualizarse para mejorar la seguridad y sus prestaciones. Debemos procurar que siempre cuenten con la última versión de firmware disponible.

19th diciembre , 2016    

Presupuesto sin compromiso